El increíble mundo de la Tecnologia
20 octubre, 2014
Tres grandes razones para apostar por la tecnología LED
23 octubre, 2014
Mostrar todo

Premio Nobel de Fisica a los Inventores del LED Azul

La investigación ganadora del Nobel 2014 de Física

Isamu Akasaki, de las universidades de Meijo y Nagoya, de Japón, Hiroshi Amano de la Universidad de Nagoya y Shuji Nakamura de la Universidad de California, Santa Bárbara, han sido reconocidos con el Premio Nobel de Física 2014 por la “invención de los diodos emisores de luz azul eficiente, que ha permitido fuentes de luz blanca brillantes y que ahorran energía”.

Los laureados de esta edición han sido elegidos por la creación de una nueva fuente lumínica sostenible y eficiente de energía, el diodo emisor de luz azul (LED). Al utilizar LED azul, la luz blanca puede crearse de una nueva manera. Con el advenimiento de las lamparas LED ahora tenemos más alternativas eficientes y perdurables a las fuentes lumínicas más antiguas.

Cuando Asaki, Amano y Nakamura produjeron los brillantes haces de luz azul desde sus semiconductores a principios de los años 90’, desencadenaron una transformación clave en la tecnología de la luz.

 

La luz LED azul y sus implicaciones

Los diodos verdes y rojos existen hace muchos años, pero sin la luz azul no es posible crear lámparas. A pesar de los considerables esfuerzos de la comunidad científica y la industria, el LED azul continuó siendo una incógnita por las siguientes 3 décadas.

Estos científicos lograron triunfar donde sólo hubo fracaso. Asaki y Amano trabajaron juntos en la Universidad de Nagoya, mientras Nakamura se encontraba trabajando en Nichia Químicos en Tukushima. Sus invenciones fueron revolucionarias: mientras el siglo XX contó con bombillas incandescentes, el siglo XXI estará iluminado por lámparas LED.

Las lámparas LED blancas emiten una luz blanca, son perdurables y hacen un uso eficiente de la energía. Son constantemente mejoradas, alcanzando mayores niveles de eficiencia y flujo lumínico por watt.

Las lámparas LED tienen el potencial para mejorar la calidad de vida de más de 1.500 millones de personas en el mundo que hoy no tienen acceso a las redes eléctricas: gracias a sus bajos requerimientos en energía, las lámparas pueden ser utilizadas a partir de energía solar, una fuente muy barata.

Pese a haber sido descubierta tan sólo 20 años atrás, el LED ya ha contribuido a crear luz blanca de una manera completamente novedosa y beneficiosa para todos.

Fuente: Nobel Prize

Autor: Universia España